La soledad en blanco y negro.

En el corto Fin, la directora Gabriela Marti explora la relación del tiempo, lo qué es el comienzo y lo que es el final. 

Grabado en blanco y negro y proyectado en camera revés, Fin enseña la relación de lo que se supone que sea una hija con su madre enferma. La ternura de la hija parece perderse en la mirada borrosa de su madre, y nada que hace cambia la realidad de que, al final del día, la madre se queda sola en su cama en el hospital.

Nadie dice palabra, lo único sonido es lo de la música instrumental. Tal silencio por parte de los personajes aliado al blanco y negro de las imágenes en la pantalla expresan la incapacidad de la madre debilitada por su enfermedad. O sufrimiento también se expone en su rostro, contrastando con la sonrisa de la hija.

La camera en revés enseña un ciclo, que comienza en el final y termina en el inicio. Él ciclo indica una rutina que si repite, comenzando y terminando siempre en el mismo sitio y la misma situación: la madre sola en su cuarto. 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s